viernes, 7 de marzo de 2014

2

Describen la anhedonia de la música, incapacidad específica de experimentar placer al escucharla


Según una investigación publicada este jueves en 'Current Biology', hay personas que son perfectamente capaces de experimentar el placer de otras maneras pero no con la música, una condición recién descrita como anhedonia específica de la música, es decir, incapacidad específica de experimentar placer por escuchar música.


El equipo de investigación decidió analizar más de cerca tres grupos de diez personas, formados cada uno por participantes con altos grados de placer en respuesta a la música, calificaciones medias de placer en respuesta a la música o baja sensibilidad a la recompensa musical. Los individuos en los tres grupos fueron seleccionados según su sensibilidad global a otro tipo de recompensas y su capacidad de percibir la música.



Los sujetos participaron en dos experimentos diferentes: una tarea musical, en la que tenían que calificar el grado de placer que experimentaban mientras escuchaban música agradable y una tarea de incentivo monetario, en la que los implicados debían responder con rapidez a un objetivo con el fin de ganar o perder dinero real. Se ha demostrado que ambas tareas implican circuitos neuronales relacionados con la recompensa y producen un torrente de dopamina.



Mientras tanto, los investigadores registraron cambios en la respuesta de conductancia en la piel y la frecuencia cardiaca como indicadores fisiológicos de las emociones. Los resultados fueron claros: algunas personas, por lo demás sanas y felices, no disfrutan de la música y no muestran respuestas autónomas a su sonido, a pesar de tener capacidades normales de percepción musical.



Esas personas respondieron a las recompensas monetarias, lo que demuestra que la baja sensibilidad a la música no está vinculada a alguna anormalidad global en la red de recompensa.



Aspectos más positivos: Los hallazgos podrían conducir a entender mejor el sistema de recompensa, con implicaciones para patologías como la adicción y los trastornos afectivos. Además, puede ayudar a conocer mejor las bases neuronales de la música.



Aspectos más criticables: Aparte de que una muestra de 30 personas parece excesivamente pobre para generalizar tales afirmaciones, se afirma en el estudio que a los participantes se les hizo escuchar "música agradable", sin tener en cuenta la diversidad en los gustos musicales de cada uno.


Si quieren aportar algo, dejen un comentario.

Un saludo,
Adrián Infante Dionisio.







Posts relacionados



2 comentarios:

Jose Perez dijo...

Abre las puertas al mercado laboral de su localidad con la realización de alguno de nuestros cursos gratuitos inem 2016. Nuestra web te ofrece los mejores cursos gratuitos inem 2016 en su localidad. Compruébalo tu mismo sin que tu bolsillo lo note. No todos los alumnos comparten las mismas inquietudes ni tienen las mismas necesidades. Mediante los cursos gratuitos inem 2016 que Nuestra web ofrece en su localidad.

Julio Valverde dijo...

Hola jose, eres un maquina tio muchas gracias por tus sugerencias. En los http://psicologiauhu.blogspot.com.es/2014/03/libro-el-lenguaje-del-cuerpo.html#comment-form me ha ido estupendamente

Publicar un comentario