martes, 11 de enero de 2011

1

¿Vacunas contra adicciones?

Bicheando por la web me he encontrado con un par de noticias relacionadas. Tratan sobre la intervención médica, mediante vacunas, en adicciones (cocaína y alcohol en estos casos). 
La primera noticia, son los trabajos de un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell en California (EEUU), quienes han probado con éxito en ratones una vacuna que, de demostrarse su eficacia en humanos, podría ser el primer tratamiento para romper y revertir el hábito de los cocainómanos, pero también de otras adicciones, como la de la nicotina, la heroína y la metanfetamina.
Los experimentos realizados, por este equipo, han logrado la inmunidad a largo plazo inyectándoles una vacuna única que combina fragmentos de virus del resfriado común con una partícula que imita a la cocaína. Teniendo en cuenta que estos ensayos no requieren una alta financiación, los investigadores esperan poder actuar rápidamente con seres humanos y estudiar sus efectos.
"Esta vacuna suprime los efectos estimulantes de la droga y, a diferencia de otros tipos de tratamiento, no interfiere en los objetivos neurológicos de la droga, sino que bloquea la cocaína cuando ésta llega al cerebro", asegura uno de los co-autores de la investigación, el profesor Kim Janda.

Por otro lado, en Chile, una empresa farmacéutica y la principal Universidad Pública chilena han lanzado un proyecto de vacuna contra el alcoholismo. La vacuna está inspirada en una mutación genética que afecta a un 20% de los asiáticos, que son intolerantes a este tipo de sustancias.
En ratones genéticamente alcohólicos se logró disminuir la adicción en más de un 50% y en uno o dos años comenzarán las pruebas en humanos. "Si los resultados en humanos son igual de exitosos que lo que hemos observado en animales, bastaría con que el paciente se inyectara una vez al mes para comenzar a sentir los síntomas por un periodo prolongado, lo que desactivaría la adicción", asegura el doctor Juan Asenjo, de la Universidad de Chile.

Información recuperada de la sección de salud de 20minutos.es

Desde aquí, y después de haber visto las noticias, me gustaría haceros una pregunta para que reflexionéis. (podéis contestar escribiendo un comentario en esta entrada).
Si los experimentos con humanos resultasen satisfactorios en ambos casos, y las vacunas salieran al mercado, ¿cómo beneficiaría y/o perjudicaría eso a la terapia psicológica?

Un saludo, 
Daniel Fernández López

Posts relacionados



1 comentario:

Estíbaliz dijo...

Hola compañero!

Mientras me leía tu entrada, me hacía justamente la misma pregunta que nos haces tú. Creo que perjudicaría a la terapia psicológica, así como a las restantes terapias farmacológicas (tratamiento con metadona, etc.), médicas, etc. Hay todo un mundo alrededor de la droga: la sanidad, la industria farmacéutica, los gobiernos...sin mencionar la cantidad de dinero que mueve el mismo tráfico de la droga. Sinceramente veo complicado que la vacuna llegue a tener un éxito total, porque peligrarían muchos puestos de trabajo (incluído el nuestro, ya que, queramos o no, comemos gracias a los males ajenos...) y está en juego mucho dinero.
Cómo beneficio...se me ocurre, que mientras se está en tratamiento con la vacuna, se puede complementar éste con una terapia psicológica para combatir los efectos de la habituación a las drogas. Algo parecido a lo que se hace actualmente en las terapias con toxicómanos o personas que han dejado las drogas pero tienen peligro de recaer.

Saludos,

Estíbaliz (Lda. en Psicología).

Publicar un comentario