miércoles, 21 de agosto de 2013

1

La puesta en escena hace que la música pase a un segundo plano


No basta con ser un gran músico para triunfar. Esto es lo que demuestra la investigadora y pianista Chia-Jung Tsay, profesora asistente en el departamento de Ciencias de la Gestión y la Innovación de la University College de Londres, con su estudio en el que compara la influencia visual y auditiva de una interpretación musical que tiene en las personas.

Para el desarrollo del experimento, la autora pidió a los participantes que identificaran al ganador de diez prestigiosos certámenes internacionales de música clásica. Para ello, divididos en grupos según el experimento, algunos de ellos tuvieron que ver varios vídeos de los tres finalistas de cada competición sin audio; otros escucharon solo el audio de esos vídeos; y un tercer grupo vio los vídeos de nuevo pero con sonido esta vez.

La investigadora cree después de ver los resultados que la pasión que le pone el artista prima sobre su actuación, ya que se tienen en cuenta facetas como la motivación, la creatividad y la singularidad. “Estos experimentos ofrecen pruebas fuertes de la primacía de la información visual en contra del amplio consenso que dice que la información auditiva es la base para la música”, señala Jung Tsay.

La noticia completa, aquí.

Un saludo,

Posts relacionados



1 comentario:

Arturo Perez Perez dijo...

Hasta en ambitos y mundos como el de la música es necesario tener el curso prevencion riesgos laborales

Publicar un comentario