lunes, 17 de junio de 2013

1

El estrés deja una huella duradera en el esperma


Según un estudio relizado por investigadores de la Universidad de Pennsylvania(EEUU), el estrés que ha vivido el padre -tanto en su preadolescencia como en su edad adulta- deja una huella duradera en el esperma, que pasa a la descendencia y que afecta a la capacidad de respuesta de ésta al estrés. 

El hallazgo, realizado con ratones y publicado en el Journal of Neuroscience, indicaría la existencia de un vínculo epigenético‎ entre la historia de los padres y la propensión a trastornos vinculados al estrés -como la ansiedad y la depresión- en la descendencia. 

Lo importante del hallazgo de que un periodo de estrés leve padecido por el padre pueda cambiar las células germinales masculinas, es que arroja luz sobre uno de los mecanismos que podrían contribuir a la aparición de enfermedades neuropsiquiátricas en la descendencia.

La noticia completa, aquí.

Un saludo,
Adrián Infante Dionisio


Posts relacionados



1 comentario:

Pepe Ortiz dijo...

Para combatir el estres que mejor manera que realizar un curso en el que no tienes un horario y no tienes esa presión de la modalidad presencial. cursos de inem 2017

Publicar un comentario